ADIÓS A TODO ESO – ROBERT GRAVES

Robert Graves escribió esta temprana autobiografía en 1929, poco antes de tomar la firme decisión de abandonar Inglaterra para vivir permanentemente en el extranjero, y de hecho corrigió las pruebas ya en Mallorca, la isla de sus sueños, de la que no se marcharía nunca, salvo un breve periodo durante la guerra civil española y la Segunda Guerra Mundial.
Adiós a todo eso, como su título indica, es una despedida, la rememoración de unos tiempos y unas experiencias dolorosos y amargos, con la voluntad de cerrar una etapa y renacer como un hombre nuevo en la sierra mallorquina. En las páginas de este prodigioso ejercicio de memoria, Graves repasa su infancia y sus infelices días escolares en el internado de Chatterhouse; sus brutales experiencias en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, en la que sirvió como joven oficial y que le dejaría una profunda huella, su desastroso matrimonio con Nancy Nicholson, pero también su emergente vocación literaria y sus encuentros con escritores como T. E. Lawrence, Siegfried Sassoon o Thomas Hardy.

El lugar que eligió Robert Graves para decir “adiós a todo eso”

Deià, que desde lo alto de la Serra de Tramuntana se asoma al Mediterráneo, lleva más de un siglo ejerciendo una poderosa fascinación sobre extraños y forasteros.

Uno de los poemas que Graves le dedicó a Ava Gardner se titula No poder dormir y describe el estado de excitación que le provocaba la presencia de Ava en su casa.

El del escritor británico Robert Graves es el caso más recurrente, pero además hay otros. Los músicos Andrew Lloyd Weber, Mike Oldfield y Kevin Ayers, los pintores Paul Hogarth y Matti Klarwein, el arqueólogo William Waldren, el actor Pierce Brosnan o el empresario Richard Branson, también han sucumbido a la mágica combinación de belleza y sosiego que irradia la villa mallorquina.

Robert Graves, una de de las grandes figuras de la literatura y la poesía inglesa del siglo XX, huye de Inglaterra en 1929, y siguiendo los consejos de Gertrude Stein marcha a Mallorca. Ese mismo año llega a Deià con su compañera, la poetisa norteamericana Laura Riding. Y descubren atónitos la luz del Mediterráneo, la sierra, los olivos, el mar, el pueblo blanco. Deciden construirse una casa a las afueras del pueblo encima del sendero que conduce a la cala: Ca n’Alluny (“casa lejana o la casa de lejos”). Graves publicó entonces Adiós a todo eso, prematuras memorias en la que narra sus experiencias en la Primera Guerra Mundial, con las que cierra definitivamente una etapa de su vida. Tras años de reconfortante y solitario trabajo, ya en 1934, saldría a la luz su obra más célebre, Yo, Claudio.

Su casa de Deià se convirtió durante decenios en una especie de centro de atracción para personajes de toda índole. Entre sus huéspedes más espectaculares está Ava Gardner. Una de sus visitas fue recogida más tarde por Graves en el cuento corto A la salud de Ava Gardner. Inclusó le dedicó algunos de sus poemas. Uno de ellos, fechado en 1964, se titula No poder dormir y describe el estado de excitación que le provocaba, a pesar de su mujer y de sus hijos, la presencia de la actriz norteamericana en su casa durante sus estancias en Deià.

Pero esta fuerza de atracción también alcanzó a Alec Guinness, Peter Ustinov y un joven Gabriel García Márquez, que pasaron también por la casa. En marzo de 1950, Ca n’Alluny acogió durante algunas semanas a Stephen Hawking, que en aquel entonces sólo contaba con diez años de edad, acompañado de su madre, una compañera de universidad de Beryl, la segunda esposa de Graves.

En el 1954, publicaba Robert Graves en Harper’s Bazaar el texto “Mallorca, isla afortunada”, en el que confiesa haber encontrado en Deià todo lo que necesitaba para trabajar: “Sol, mar, montañas, manantiales, árboles frondosos, ausencia de política y unos cuantos lujos de la civilización”. Acaso lo mismo que siguen buscando los que vienen a la isla.

Le gustaba ir al café del pueblo y bajaba cada día a la cala para darse un baño. Ahora su tumba se halla en el pequeño cementerio de la parte alta del pueblo, justo al lado de la iglesia. Una discreta lápida recuerda solo su nombre, las fechas de su nacimiento y de su muerte, y una única palabra: poeta.

Jardín de la casa del escritor británico Robert Graves FUNDACIÓ ROBERT GRAVES

La Casa de don Roberto
La Casa de Robert Graves, abierta al público, se conserva tal y como la dejó. Los olivos y frutales del jardín y los muros de piedra esconden las tranquilas y acogedoras estancias. Hay una sala en la que se muestra la viejaimprenta Albion con la que levantó su pequeña editorial dedicada a las ediciones limitadas de poesía para un público selecto. Hay otras salas con vitrinas en la que se muestran manuscritos, libros, cartas y otros objetos del escritor. Es un raro placer entrar en el despacho de Graves donde escribió Yo, Claudio, conocer la casa en la que trabajó tantos años, pasear por el jardín y el olivar, y descubrir el rústico anfiteatro romano en el que la familia organizaba pequeñas representaciones.

Casa de Robert Graves
Carretera Deià a Sóller, s/n. Tel. +34 971 636 185.
www.lacasaderobertgraves.com
Cierra los domingos.

ROBERT GRAVES
(1895-1985)

Robert Graves nació en Wimbledon, Londres (Inglaterra), el 26 de julio de 1895. Su padre era el inspector escolar y compositor musical Alfred Percival Graves, mientras que su madre, Amalie von Ranke, era descendiente del historiador Leopold von Ranke.

Graves estudió en Chaterhouse y en la Universidad de Oxford, centro que abandonó para participar en la Primera Guerra Mundial.
Este conflicto, en el cual fue herido en la batalla del Somme, le inspiró un volumen de poesía llamado “Hadas y fusileros” (1917). Con anterioridad había publicado otro título poético, “En el brasero” (1916).

En 1918 Graves se casó con la pintora Nancy Nicholson.

Después de publicar “Lawrence. Rey sin corona de Arabia” (1927)”, una biografía de su buen amigo T. E. Lawrence, Robert Graves escribió uno de sus primeros libros en prosa, “Adiós a todo eso” (1929), un título de carácter autobiográfico que logró difundir su talento literario.

El año de la publicación de “Adiós a todo eso”, Graves, después de trabajar como profesor en la Universidad de El Cairo, trasladó su residencia a España para residir en Deià, en la isla de Mallorca, junto a la escritora Laura Riding, con quien publicaría la revista “Epilogue”.

Cuando estalló la Guerra Civil, Graves abandonó el archipiélago balear para retornar con posterioridad a la isla a mediados de los años 40 y vivir junto a Beryl Hodge, con quien se casó en el año 1950 tras separarse de Laura a finales de la década de los 30.

A pesar de alcanzar la fama con libros de corte histórico como, “Yo, Claudio” (1934), novela llevada a la pequeña pantalla con gran éxito con el protagonismo de Derek Jacobi, su continuación, “Claudio el Dios y su esposa Mesalina” (1934), “El conde Belisario” (1938), “El vellocino de oro” (1944), “Rey Jesús” (1946) o “La hija de Homero” (1955), Graves siempre se consideró ante todo poeta, siendo su principal referencia lírica su libro “Poemas completos” (1959).

Su capacidad como crítico y ensayista, en base a su erudición sobre literatura, cultura clásica y el mundo mitológico-religioso, le llevó a publicar textos como “Sobre la poesía inglesa” (1922), “Examen de la poesía modernista” (1927), un libro escrito junto a Laura Riding, “La diosa blanca” (1947), volumen en el que abogaba por una primigenia deidad femenina, “Los mitos griegos” (1955), “Los mitos hebreos” (1964) o “Mitos y leyendas griegas” (1968).

En los años 60, además de impartir clases en la Universidad de Oxford, Graves publicó “Los Rubaiyat originales de Omar Khayyam” (1967), título que el autor británico escribió al alimón con Omar Alí-Shah.

Falleció en Deià, Mallorca, el 7 de diciembre de 1985. Tenía 90 años.

Link1

Link2

Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788498676945
Nº Edición:1ª
Año de edición:2010 (1929)
Plaza edición: Barcelona
Nº páginas: 400
Esta entrada fue publicada en BIOGRAFÍAS y MEMORIAS, NO FICCIÓN y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.