MEDITACIONES – MARCO AURELIO

Las reflexiones que encontrara el lector en estas páginas constituyen una obra excepcional de un hombre extraordinario. Escrita en el fragor de las duras campañas en el norte del imperio, representa, paradójicamente, una de las cimas de la introspección y la espiritualidad humana. Son las notas privadas, elegantes y sabias de un emperador sin par, preocupado desde las alturas de su dignidad por el sentido de la vida y la pequeñez humana. El soliloquio espiritual de un hombre obsesionado con el tiempo y la muerte, con la racionalidad del mundo y con la serenidad del alma frente a esa guerra perpetua que es la vida.

Prólogo

Meditaciones, Soliloquios, Pensamientos, son títulos varios con que los traductores y editores modernos suelen rotular estos apuntes personales que el emperador romano Marco Aurelio Antonino escribió «para sí mismo». El epígrafe de «para sí mismo» (Eis heautón) parece ser el rótulo originario del texto, aunque quizá no lo impusiera el mismo autor, sino su secretario, para distinguir sus escritos personales del resto de los escritos del archivo imperial. En todo caso, no está de más destacar ese rasgo: que se trata de anotaciones íntimas y sueltas, escritas sin afán de publicidad y destinadas a una solitaria reflexión personal. Son avisos y consejos destinados a un examen de conciencia. Es decir, algo así como un manual para meditaciones un tanto de urgencia, con aforismos y recuerdos de uso personal, y no destinado a la publicación. (Al menos, esa nos parece su primera intención. Es, por otro lado, un texto cuidado desde el punto de vista literario y filosófico, como podía esperarse de la sólida educación literaria del emperador, si bien no parece haber sido pulido retóricamente para su edición. No obstante, no puede descartarse que también, en segundo lugar, se pensara en cierta difusión posterior del mismo.)

Las Meditaciones es un texto extraordinario y singular, sin ningún paralelo próximo en la literatura del mundo antiguo. En primer lugar, por ese carácter de apuntes personales, notas que no constituyen una autobiografía, sino que testimonian un frecuente examen de conciencia, ejercitado con sorprendente y honda sinceridad a lo largo de muchos días y años. En segundo lugar, porque estas notas de reflexiones íntimas fueron escritas por un emperador de singular personalidad, en el momento del máximo apogeo del imperio romano, por un gran político y guerrero que detentaba con mano firme el poder supremo, pero que, como ningún otro emperador, mostró un espíritu sinceramente filosófico, educado desde su juventud en los preceptos de la escuela estoica.

Podemos fechar estos escritos —que apenas ofrecen datos precisos para su datación puntual— en sus últimos años, entre 170 y 180. Están redactados en esa etapa final en que el emperador, empeñado en largas guerras contra los bárbaros en la frontera del Danubio, se recoge en su tienda para meditar. En las pausas de los fieros combates, entre el frío y la niebla, ante los densos bosques y el extenso río, allá en el Limes nororiental, tan lejos de su vieja Roma, acaso de noche, quizá en el alba, el emperador escribía, apartado del estrépito guerrero, en la soledad de su tienda de campaña o en alguna sala silenciosa de una residencia ocasional. Nada de ese paisaje pervive en esas notas filosóficas. El escritor, envejecido, cargado de experiencias, dialoga consigo mismo en la soledad, olvidando todo ese contexto efímero. Marco Aurelio hace examen de conciencia, en esas notas breves, anota consejos, rememora citas, como consignas para recobrar ánimos, como avisos para no ceder al desánimo. Intenta ordenar sus ideas básicas, mantener su temple sereno, cumplir otro día más sus deberes con ánimo digno de un sabio estoico, ahuyentando el recelo ante la mezquindad de los demás y el temor a la muerte cercana.

Esta entrada fue publicada en ENSAYO y DIVULGACIÓN y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.