EL HOMBRE QUE AMABA A LOS PERROS – LEONARDO PADURA

En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader, de quien sabe detalles muy íntimos. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929 y el penoso periplo del exiliado, y desde la infancia de Mercader en la Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante la Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en la Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perros.

El hombre que amaba a los perros, de Leonardo Padura

Una reflexión introspectiva sobre Cuba y el ser cubano

Luís Martínez González

Dentro del género de la narrativa histórica, se han dado, desde sus orígenes, dos modalidades: de una parte, aquellas novelas que priman la veracidad histórica sobre el argumento, que se convierte así en mera excusa para contar los hechos. Y, de otra, las obras que hacen todo lo contrario, es decir, que utilizan el contexto histórico como mero escenario para narrar la trama que desean presentar y, por tanto, su rigurosidad es menor o nula.

Aunque ambos subgéneros pertenecen a la narrativa, el realmente novelístico es el segundo, ya que el primero no deja de ser otra forma de escribir un libro de Historia con más o menos calidad estilística.

Y precisamente en esa línea –en la de apoyarse en la Historia para escribir una obra de ficción- se ubica ‘El hombre que amaba a los perros’, del escritor cubano Leonardo Padura, novelista que cuenta ya con una amplia trayectoria literaria.

Padura (La Habana, 1955) es conocido por su serie de narraciones policíacas protagonizadas por el detective Mario Conde, constituida, hasta el momento, por seis novelas –desde ‘Pasado perfecto’ hasta ‘La neblina de ayer’-, traducidas a numerosos idiomas y que han obtenido algunos prestigiosos galardones. No obstante, ya había realizado otra incursión en la novela histórica en torno a la figura del poeta José María Heredia: ‘La novela de mi vida’.

Ahora, la Editorial Tusquets publica la mencionada ‘El hombre que amaba a los perros’. En ella se especula con mera intención literaria sobre la vida del caudillo comunista León Trotski, uno de los líderes de la Revolución Soviética de 1917 y más tarde, tras pasar a la disidencia, asesinado por orden de Stalin en México.

Ivan es un veterinario y aspirante a escritor de La Habana que, tras la muerte de su esposa, rememora un suceso de su vida que le dejó marcado: en 1977, conoció a un misterioso hombre que paseaba por la playa con dos galgos rusos. Tras coincidir varias veces, fueron intimando y, como suele suceder, éste le contó cosas de su pasado. Entre ellas se encontraban anécdotas acerca del asesino de Trotski, el español Ramón Mercader, al cual parecía conocer muy bien.

A través de estas confidencias, Iván va conformándose una idea sobre la vida del caudillo soviético y la de su asesino hasta que ambas confluyen en México, en los papeles de víctima y verdugo. Y todo este aprendizaje le servirá para explicarse en buena medida la reciente historia cubana y, aún más, su propia trayectoria vital.

Como puede apreciarse, se trata de una novela intimista, una introspección en la propia personalidad del protagonista, y una reflexión sobre la historia de Cuba. Por ello, sus páginas –quinientas ochenta y cuatro- pueden resultar excesivas al lector ávido de acción. Ello está en función de los gustos de cada uno.

Lengua: Castellano
Edición: 6º Septiembre 2009
ISBN: 978-84-8383-136-6
Páginas: 584
Esta entrada fue publicada en FICCIÓN y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.