CONVERSACIONES CON ROS – ÁNGEL RIOBÓO

Conversaciones con Ros - Ángel Riobóo

 

Hace un par de meses, mi amigo Ángel Riobóo perdió a la mujer de su vida. Un jodido cáncer fulminante se la llevó… No coincidí muchas veces con ella, y bien que lo siento. Digamos que la he conocido a través de los escritos de Ángel y me parece una mujer extraordinaria.

Fruto de la desesperación y siguiendo el consejo de gente que le quiere, entre ellos yo, Ángel volvió a escribir. Necesitaba plasmar sobre el papel ese torrente de sentimientos… Y lo plasmó en un libro. Un libro para el que me pidió que le escribiera un prólogo, petición por la que me he sentido muy honrado y le agradezco la confianza. Este es el prólogo. Mi primer prólogo. Espero que incite a mucha gente a leer su libro y a saber descubrir el gran tesoro en forma de mensaje que guarda entre sus líneas.  Luis Miguel Coloma

Conversaciones con Ros. Cartas de amor al más allá 

Por Ángel Riobóo

Prólogo

Al contrario de lo que podría parecer razonable, voy a señalarles la luna pero voy a pedirles que miren mi dedo. No porque tenga nada de especial, -bueno, yo lo quiero- sino porque están a punto de iniciar un camino con la lectura de este libro y es importante que miren por dónde habrán de transitar. La dirección y el estado del piso. Porque tiene curvas y recovecos que pueden llegar a confundirles y es importante que mantengan firme el rumbo. Como quien camina con los ojos cerrados y sólo le queda confiar en su intuición. Notarán que el firme está bacheado. Pueden tropezar y hasta hacerse daño. Pero entiendan que ese suelo ha sufrido un trajín muy intenso y aunque hoy sienta que está en lo más bajo y se sepa pisoteado, es el camino necesario para llegar hasta la luna que les estoy señalando.

El viaje será algo largo y no especialmente cómodo, pero sepan que nunca se llegó por autopista a los descubrimientos más valorados. Sigan mirando el dedo y recuérdenlo bien porque, dentro de poco, cuando se hayan adentrado en el camino de esta lectura, seguramente lo echarán de menos. Igual que extraña el marinero la estrella Polar en noche nublada. Entre baches y piedras sueltas transita este relato, ataviado de dolor y desesperación, pero no se dejen engañar. En realidad habla de amor y de pasión. De momentos únicos e irrepetibles. De un amor de verdad. De esos que pocos tienen la suerte de vivir alguna vez en su vida. Un amor que mi amigo Ángel sí ha podido sentir y que, cuando cicatrice su dolor, valorará más como lo que tuvo que como lo que perdió. Sigan el camino en esta noche nublada con los ojos de la razón cerrados para poder comprender, a pelo, lo que vale un peine. No tengan miedo a los sentimientos intensos que percibirán porque son los que nos permiten sentirnos vivos o, por contraste, nos pueden despertar de una vida plana e insulsa con ganas de sentir aun sabiendo del pesar que supone perder. Sólo el que pierde sabe que tuvo.

Sigan el camino. Ya llegarán a la luna… No se impacienten. Vivan intensamente el viaje. Compartan. Convivan. Extraigan. La empatía es una aptitud que da para mucho más que para no cometer errores ajenos. Y además, como la memoria, se entrena y se puede mejorar. Envidien sin pudor la tremenda suerte que tuvo Ángel de haber conocido y amado a una mujer tan maravillosa como Ros. Aunque no tuvo mucho tiempo, es cierto, este amor fue muy intenso y atronador como la ausencia.

La ausencia… Terrible enemiga. Es como un martillo constante e inagotable. Una tortura de nuestra mente, alimentada por nuestra cultura, que sólo puede ser compensada por nuevos planteamientos de vida. El tiempo no cura pero sí cicatriza y, sobre todo, esclarece. Es como un manto de inapelable transparencia. Un manto que no cae de golpe sino con el tiempo. Al ritmo y con la velocidad que vaya adquiriendo el tiempo para cada uno.

La noche es larga y la madrugada fría. Creo que ya tienen la mochila lista y agua en la cantimplora. Miren, este es el camino y allí está la Luna. ¡Buen viaje!
Luis Miguel Coloma

http://www.lulu.com/spotlight/arioboo

Publicado: 16 de agosto de 2013
Idioma: Español
Páginas: 142
Esta entrada fue publicada en NO FICCIÓN y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.