ESTA NIÑA DEBE VIVIR – HELENE HOLZMAN

Inmediatamente después del fin de la Segunda Guerra Mundial, Helene Holzman, pintora, librera y profesora, se consagra a la tarea de anotar cuanto vivió y sufrió en uno de los lugares más remotos del Holocausto, la ciudad lituana de Kaunas. En junio de 1941, con la entrada de las tropas alemanas, su marido desapareció para siempre. Poco tiempo después, su hija mayor, Marie, de tan sólo diecinueve años, fue detenida y fusilada.
Helene Holzman siguió viviendo. Con elevado riesgo: “Marido judío, hija comunista”, anotó un funcionario en un registro nocturno de su vivienda. Sin embargo, venció el miedo y decidió no sólo salvar a su hija menor, Margarete, sino también a cuantas personas puediera, en especial a los niños del gueto de Kaunas.
Estos excepcionales cuadernos sobre el drama de una mujer bajo el horror del nazismo constituyen un emocionante relato de resistencia en el que “florecen las uniones secretas, la gran confianza mutua, las cálidas amistades femeninas”. El jurado del premio Geschwister-Scholl dijo de esta obra: “En su calidad de crónica auténtica, pero también como testimonio individual profundamente impresionante, debe figurar junto a los diarios de Anne Frank y Victor Klemperer”.

Editorial: GALAXIA GUTENBERG
Lengua: Castellano
ISBN: 9788481095142
Año edición: 2005
Nº de páginas: 400
Anuncios
Esta entrada fue publicada en BIOGRAFÍAS y MEMORIAS, HISTORIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ESTA NIÑA DEBE VIVIR – HELENE HOLZMAN

  1. numerus dijo:

    Me dio un tremendo bajón mental durante la lectura de estos dos últimos libros que leí (Iris Chang y Helene Holzman). Estuve como dos semanas con una depre y un pesimismo por el futuro de la especie humana que me hicieron pensar que no teníamos solución. Hasta que no terminé de leer la última página del último libro, no me di cuenta de los efectos que me estaban produciendo, solo al descansar un rato y al darme cuenta de que el relato terminó, la borrasca en mi cabeza se disipó. Que mal lo pasé.
    No me puedo ni imaginar vivir esas experiencias con tanto sufrimiento, creo que no podría.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.